Patrimoni a las III Xornadas de Patrimonio de Pontevedra

La pasada semana, días 3, 4 y 5 de abril, tuvieron lugar en Pontevedra las “III Xornadas de Patrimonio Rural. Patrimonio e Participación” y el proyecto Patrimoni del Programa d’Extensió Universitària de la Universitat Jaume I de Castellón fue invitado para compartir, con todos los asistentes, su metodología de trabajo basada en la participación horizontal de grupos en el territorio.
Como sabéis, la coordinación del proyecto Patrimoni es llevada a cabo desde Arsipe. Podéis leer la crónica de las jornadas en la web del proyecto Patrimoni.

La vuelta a la ciudad

Desde hace algunos años, muchas de nuestras ciudades han ido mutando hacia una ampliación exultante que, vistos los resultados, ha quedado patente que no era síntoma de éxito sino de enfermedad.

Y ahora nuestro tejido centro va perdiendo gradualmente comercios y espacios de encuentro. Y adolece mortecino sembrado de “se alquila”. Y se va poblando de huecos que hacen que la lectura de la ciudad sea cada vez más difícil y precise de especialistas intérpretes que nos ayuden a comprender mejor lo que fue y por qué ya no lo es. Arqueólogos capaces de arañar las capas de barniz ennegrecido y rescatar la esencia. Profesionales que nos ayuden a soñar colectivamente con la posibilidad de recuperar y redefinir nuestro espacio.

Primero fueron las grandes superficies y luego llegaron las franquicias. Luego los mega centros se llevaron lo uno y lo otro. Y a gran parte de la gente que vivía y transitaba por allí.

Ir al teatro en la ciudad parece, cada vez más, como adentrarse en Gotham. Una ciudad rota y, en medio, una isla de excelencia donde se programa la más alta cultura y a la que asisten los distinguidos miembros de nuestra sociedad ataviados con sus mejores pieles y joyas.

¿Os imagináis una ciudad que colectivamente decide recuperar su centro y para ello propusiera el cierre de los espacios de ocio periféricos favoreciendo e incentivando la vuelta del tejido comercial y de servicios de ocio a la ciudad? ¿Qué supondría para la ciudad? ¿Y para su economía?

¿Y para su cultura?

 @angelportoles