Cuando Harry encontró a Sally

Personas sin proyectos que trabajan febrilmente. Sin pausa. Sin descanso. Alterados e irascibles. Adrenalizados por obra y gracia de un desaforado activismo que les impide darse cuenta que, sin diálogo ni consenso, sin horizonte ni rumbo, sin carta de navegación, es imposible arribar a Ítaca.

Personas sometidas a la voluntad cambiante del público / usuario / participante. Que trabajan siempre por detrás. Incapaces de darse un respiro para reflexionar y analizar. Para planificar.

Personas a merced del político y de sus necesidades electorales. Personas activadas que se “tiran al monte” sin paraguas ni calcetines de recambio. Personas que se sacrifican y se queman en silencio.

Personas con buenas intenciones. Personas que restauran con trapo y fairy. Personas que necesitan urgentemente un proyecto…

article-new_ehow_images_a06_e6_06_make-hatch-patterns-autocad-2002-800x800

Proyectos sin personas que languidecen en los pueblos y ciudades. Muertos de risa. O de aburrimiento. Criando malvas y polvo por obra y gracia de una mala decisión. Proyectos con dinero. Proyectos urgentes. Proyectos escapistas. Proyectos que lo son porque lo pone en el título. Proyectos de quita y pon. Proyectos de rompe y rasga. Locura de proyectos…

Proyectos financiados al 60 %. Proyectos financiados al 80%. Full financing projects.

Iba a tener yo una piscina más pequeña que mi vecino… Cómo no tener yo un ciclo de teatro. Cómo no tener un auditorio. Conciertos. Cine en 3D… (al final resulta que mucho de esto va a tener que ver con eso de que el tamaño sí que importa y lo que mola es ser gato en una reunión de ratones…).

Acción y reflexión son dos conceptos que se complementan. Se ceban mutuamente. Sin el otro, el uno pierde mucho de su sentido. Sin proyecto, el gestor deambula frenético apagando fuegos. Sin gestor, el proyecto se degrada rápidamente. Va perdiendo matices y colores hasta convertirse en una masa informe imposible de digerir que provocará el rechazo y la negación de todos los que participaron, de todos los que quedaron decepcionados.

@angelportoles