¿Qué es para ti el patrimonio cultural?

El curso de catalogación del patrimonio pretende que los participantes reflexionen sobre el patrimonio, su importancia y su valor social, cultural, económico y como recurso para el desarrollo del territorio y de las personas.

Trabajamos con personas que voluntariamente deciden ocupar su tiempo libre y el que no lo es tanto, en conocer y proteger su patrimonio cultural. Personas que, convencidos, intentan hacer llegar su pasión al conjunto de sus vecinos.

 Cada una de las prácticas de grupo planteadas en el curso busca llegar a la teoría desde el consenso, la práctica y la reflexión. En este sentido, la metodología empleada busca la participación y la implicación de todos y cada uno de los asistentes. El objetivo no es sólo la formación en contenidos sobre el patrimonio cultural. Paralelamente a estos conocimientos, cada una de las dinámicas están planificadas para que los alumnos tomen conciencia de grupo y comiencen a trabajar en equipo, asumiendo compromisos y planificando las acciones en el tiempo.

 Esta es la definición consensuada que el grupo de Vilafranca realizó en la pasada sesión y es el resultado de un trabajo en grupo de una hora de duración y de su posterior puesta en común:

 Definició consensuada de patrimoni cultural. Vilafranca del Cid. Novembre de 2012

El patrimoni cultural és original, col·lectiu i identificatiu. És un bé identitari d’un territori, Que ens reporta beneficis a nivell cultural, social i econòmic i que depèn de la sensibilitat de les persones. Són els meus arrels, el vincle amb el passat i amb el lloc i ens genera sentiments d’alegria, tristor, ansietat i emoció en el seu descobriment. És el nostre sentiment de pertànyer a un grup heterogeni i a una història que ens dona una entitat i identitat col·lectiva. Ens explica el perquè de les coses i ens ajuda a valorar, entendre i estimar el nostre passat.

 Conèixer el nostre patrimoni ens ajuda a conservar nostra cultura popular i ens genera consciència i riquesa (turisme, artesania…). La seua conservació garanteix la transmissió i perduració dels vincles amb el temps alhora que detectem una greu manca de conscienciació de la societat i una manca d’us que agreugen la seua conservació.

El nostre paper ha de ser implicar a les persones, donar suport, orientació, conscienciar i facilitar l’accés i la comprensió: posar en valor el nostre patrimoni cultural mitjançant projectes i activitats de mostra, posada en valor, etcètera, que estimulen a la població a participar i implicar-se.

Catalogar para conocer, valorar, difundir y conservar

Este noviembre, Arsipe está realizando en Vilafanca del Cid, comarca de Els Ports, un taller de catalogación del patrimonio fotográfico.

La catalogación es una herramienta fundamental para conocer nuestro patrimonio. Nos permite organizar de una manera clara, sencilla y lógica, todo un conjunto de elementos – patrimoniales en este caso- para su estudio, análisis y difusión.

Desde hace más de diez años, Arsipe lleva realizando por la provincia de Castellón cursos y talleres sobre la catalogación del patrimonio cultural (fotografía antigua, historia y memoria oral, objetos tradicionales relacionados con los trabajos y con la vida cotidiana, edificaciones tradicionales, etcétera.).

Esta formación, dirigida a grupos locales, ha servido para realizar un gran número de proyectos e investigaciones de recogida, estudio y difusión patrimonial y ha permitido dar a conocer su patrimonio cultural y ponerlo en valor, dotándolo de contenido, significado y contexto.

La metodología utilizada en cada una de las sesiones de los cursos se centra en la participación, el trabajo en grupo y en las prácticas con objetos patrimoniales reales de la población en la que se realiza el taller.

En este enlace podéis ver la entrevista que la televisión “TV Vilafranca” nos hizo el pasado 3 de noviembre y en el que ponemos en valor nuestro patrimonio cultural y la importancia de la catalogación como herramienta de aproximación y análisis.

http://vimeo.com/53285191

La pérdida del sentido (cultural) del patrimonio

Hoy, 16 de noviembre, la UNESCO celebra por primera vez, el Día Internacional del Patrimonio Mundial. Nuestro Patrimonio refleja nuestros hábitos y nuestras costumbres. Nos dice qué y cómo somos. Nos identifica y nos pone en relación con otras prácticas y expresiones culturales del mundo.

En la otra cara de la moneda, el patrimonio mundial es un patrimonio que corre el riesgo de deshumanizarse y desconectarse de su contexto, tematizado como alternativa al parque de atracciones en toda visita que se precie. Una cosificación en la que ese patrimonio puede perder su alma en favor de las expectativas económicas y de imagen. Un patrimonio sin sentido por el que deambulamos sin respeto.

Junto al Patrimonio en mayúsculas, queremos hoy especialmente recordar a ese otro patrimonio cultural que no tiene ni un día tan señalado ni una propaganda tan potente. Un patrimonio que no brilla tanto como para interesar a muchos de nuestros políticos pero que resulta fundamental como explicación de nosotros mismos por ser nuestra expresión cotidiana. Un patrimonio en minúsculas en peligro y demasiado sometido a los vaivenes presupuestarios y a las buenas palabras que después han quedado en nada.

El fracking no desarrollará la provincia de Castellón

Y no lo hará social, cultural ni económicamente.

Desde hace algo más de un mes, la provincia de Castellón se encuentra en medio de una vorágine informativa resultado de la solicitud de una megaempresa canadiense para realizar prospecciones de hidrocarburos mediante la técnica de fractura hidráulica – fracking. La superficie de pueblos afectada en esta solicitud constituye un tercio de la provincia de Castellón (195.000 Ha) y prácticamente engloba a casi todas las poblaciones de las comarcas de Els Ports i Alt y Baix Maestrat.

Arsipe, como miembro del Observatori per al Desenvolupament Sociocultural Rural de Castelló de la Universitat Jaume I de Castelló,se suma a la declaración que desde este observatorio hemos realizado y consideramos inaceptable esta petición, esperando sea rechazada por la Generalitat Valenciana.

El territori que trepitgem, el paisatge que recorrem és responsabilitat de tots i a més és font dels elements que van a propiciar el desenvolupament econòmic i cultural d’aquests pobles.

Acceptar per part de la Generalitat aquest perillós projecte de prospecció d’hidrocarburs (…) constituiria una amenaça al desenvolupament social, econòmic i cultural d’aquests pobles, però a més a més, amb la informació tècnica de la que actualment disposem seria sobretot una greu irresponsabilitat”.

(fragmento de la Declaración del Observatoriper al Desenvolupament Sociocultural Rural de Castelló de la Universitat Jaume I).

El total de la declaración puede consultarse en:

http://www.paisrural.es/index.php/noticies/163-declaracio-observatori-prospeccionsdhidrocarburs

 

Responsabilidad

Dar el salto y pasar de ser un mero espectador a algo más.

La financiación y participación pública se adelgazan hasta límites que, hace algunos años, nos parecían impensables, propios de otros países menos sensibles y menos desarrollados. La cultura necesita estrategias alternativas que logren llegar a la ciudadanía y éste puede ser el momento perfecto.

Es el tiempo de la creatividad y la imaginación. Por todos lados se multiplican las iniciativas comunitarias de defensa y protección de nuestra cultura e identidad. Son los barrios, pueblos y ciudades que se defienden de la uniformidad que pretende el estado, del modelo fracasado de destrucción de lo original en favor de la franquicia y el fast food. Que se revuelven intentando revertir los nocivos efectos de la especulación y el interés. Comunidades que aúnan los esfuerzos de sus miembros como hacía tiempo no había pasado para defender su escuela pública o su biblioteca.

La potencia de un territorio no debe sólo estimarse con valores económicos. Debemos buscar ese algo más, ese intangible capaz de motivar a la ciudadanía y ofrecerle una vida plena en un contexto en el que poder desarrollar sus capacidades, inquietudes y aptitudes.